Arroz a la cubana con chips de plátano

Bueno, ya han pasado fiestas y todavía estamos digiriendo la cena de Noche Buena. Pero como mi propósito de este año es ponerme en forma (éste sí, lo juro) vamos ha cocinar algo con unas pocas calorias.

Ingredientes:

  • Arroz
  • 5 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • 3 tomates
  • Albahaca
  • 1 plátano
Primer paso: vamos a hervir el arroz. No tiene grandes secretos. En primer lugar lo lavamos bien para suelte todo el almidón.
Ponemos a calentar el doble de agua y un poco más de la cantidad de arroz que vayamos a hacer y echamos un chorrito de aceite y uno de los dientes de ajo pelado.

Unos diez minutos. Escurrimos y reservamos en un tupper.

Segundo paso: la salsa de tomate. Sin grandes complicaciones. En una sartén ponemos un poco de aceite a calentar y el resto de dientes de ajo pelados. Cuando estén dorados los sacamos.

Mientras hemos rallado el tomate. Lo echamos a la sartén a fuego medio para que se vaya evaporando el agua.

 

Como veis, el primer paso y el segundo se solapan.

Cuando el tomate esté casi hecho, añadimos las hojas de albahaca bien picada.

Retiramos y reservamos en un tupper distinto. Una de las cosas que estoy descubriendo es que la humedad de los alimentos no le sienta nada bien a las recetas cuando han de pasar la noche en la nevera en un tupper cerrado. De ahí que esté separando los ingredientes.
Tercer paso: el huevo frito. ¿Comerme un huevo frito hecho la noche anterior? No lo veo nada claro. Así que voy a usar una modalidad moderna el huevo escalfado, usando este artilugio de silicona que me compré el otro día.
Rompemos el huevo y lo echamos dentro. Cerramos la tapa y 1 minuto y medio al microondas a toda potencia.

 

Reservamos en otro tupper.

 

Ahí, tó solico.

Cuarto paso: los chips de plátano. Yo he usado un plátano de canarias, pero después de ver el resultado, lo mejor sería usar una banana o un plátano macho. Son más grandes y los chips quedarán mejor.
Para poder hacer chips necesitamos cortarlos muy, muy, pero que muy finos. Para esto usaremos una mandolina.

Sí, sé lo que estáis pensando. La mandolina del capitán Corelli. jajaja. Con el Nicholas y la Penélope. jajaja. QUÉ TRUÑO!!! JAJAJAJA.

Pues no.

Una mandolina, en la cocina, es esto:

 

El plastiquito azul es el protector para no hacer chips de dedos.

Digo desde ya que la regulé mal y me quedaron demasiado gruesas. Como excusa diré que hacía unos cuatro años que no la usaba y había perdido la práctica.
Bueno, a lo que íbamos. Enarinamos las tiras de plátanos y las echamos a una sartén con aceite abundante y muy caliente.

Y aquí unos chips de plátano.

Los dejamos un rato en papel de cocina para eliminar el exceso de aceite. Luego los ponemos en el tupper con el huevo, que ya tenía cara tristona de aburrirse.

 

En vuestro curro, calentáis los ingredientes y los mezcláis en el tupper del arroz.

Os digo desde ya, porque me lo he comido hoy, que los chips han quedado un poco blandorros. Tengo que encontrar la manera de conservarlos secos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s