Risotto de bacalao

Andaba yo con ganas de hacer un risotto y no sabía de qué. Un rápido vistazo al congelador me ha dado la respuesta. Ese bacalao ya lleva tiempo ahí. Y por muy congelado que esté, no puede durar mucho más: Risotto de bacalao.

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz
  • 2 filetes de bacalao desalados
  • 1/2 puerro
  • 1/2 pimiento verde
  • Caldo de pescado (cubicaldo)
  • 2 tazas de agua
  • 1/2 taza de Pedro Ximénez
  • Pimentón dulce
  • Queso de oveja

Primero picamos bien fino el puerro.

Y lo ponemos en una olla con aceite caliente.

Esta olla.

Seguidamente hacemos lo mismo con el pimiento verde y que le vaya a hacer compañía al puerro.

Añadimos un par de cucharaditas de café de pimentón dulce (o picante, como queráis).
Le llega al turno al bacalao. Yo lo he comprado ya desalado. Si no es vuestro caso, recordad que antes lo tenéis que desalar o vuestro plato será infumable.
Para hacerlo, lo tenéis que tener en remojo unas cuantas horas e ir cambiando periódicamente el agua.
Al mio no le ha hecho falta.
Primero le he quitado la piel y la he reservado. Ya veréis que bien.
Luego lo he troceado y lo he añadido a la olla, removiendo un poco para que se mezcle todo bien.
Ahí le he añadido el Pedro Ximénez, porque podía hacerlo. No es necesario. Y lo dejáis unos minutos a fuego medio para que se reduzca y evapore el alcohol.
Ahora le llega el turno al cubicaldo de pescado. Éste es un déficit crónico que tengo en casa. De verduras, pollo o carne casi siempre tengo, pero de pescado, nada.
Removemos bien para que se deshaga la pastilla y le añadimos el arroz.
Lo dejaremos un par de minutos removiendo para que se mezcle todo y el arroz vaya cogiendo saborcillo.

Que quede más o menos así.

Ahora le añadimos el agua. El doble que de arroz.

El fabricante suele poner el tiempo de cocción necesario en el paquete. Generalmente, os podréis fiar de él. Suelen ser unos 18 minutos.
Unos minutos antes de que el arroz esté hecho le añadís el queso. Sin parar de remover, o se os pegará a la olla.
En mi opinión el queso es mejor añadírselo rallado, porque se deshará más fácilmente.
La cantidad yo la pongo a ojo. La cuestión es que el agua se tiene que ir evaporando totalmente y el conjunto ha de quedar como una mezcla bastante espesa. Hay a quien le gusta el Risotto caldoso, pero no es mi caso.

Y con esto, al tupper.

Ahora, volvamos a las pieles del bacalao que teníamos reservadas.

En una sartén con aceite muy caliente se las echamos.

Menos de un minuto, y le damos la vuelta.

Lo mismo, y las ponéis en papel de cocina para que suelte el exceso de aceite.

Y ya tenemos nuestro crujiente de bacalao.

Apa, que aproveche.

Anuncios

2 comentarios en “Risotto de bacalao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s