Cocina de trincheras

Esto no es propiamente una receta, sino una actitud ante la desolación de la nevera. También la conoceréis como cocina de restos, cocina de supervivencia o Dios mio, Dios mio, qué me hago.

Ingredientes:

  • Cualquier cosa que tengáis en la nevera y que no tenga aspecto de llevar allí más tiempo que vosotros
En mi caso han salido estos, pero ya os digo que se van a caer de la alineación unos cuantos y puede que entre alguno nuevo.
La cocina de trincheras puede venir dada por dos situaciones.
La primera: no he podido hacer la compra, está todo cerrado y me he de hacer la comida de mañana.
La segundo: eso de ahí tiene pinta de que está a punto de pasarse y hay que comérselo ya.
Admite variantes y combinaciones.
Yo tenía esas pechugas que llevaban un par de días en la nevera y estaban empezando a coger un color poco saludable.
Las fileteamos, las untamos con mostaza y las ponemos en el horno a 180ºC.
Cuando estén hechas, les ponéis unas lonchitas de queso Brie por encima y las volvéis a meter en el horno hasta que se derrita el queso.
Y al tupper.
Y ya tenemos un plato hecho. Vamos a por el segundo.
Vamos a usar los champis y el bacon. El plato es bastante sencillo, pero me compliqué la vida con la salsa.
Cogemos el bacon y lo ponemos en una olla con muy poco aceite. El bacon ya irá soltando su grasa.
Lo rehogamos un poco y añadimos los champiñones enteros sin los tallos.
Y  lo vamos haciendo a fuego lento hasta que los champis nos queden doraditos.
Pero como esto así quedaba un poco viudo he decidido hacerle una salsa mayonesa, aunque con alguna ligera variante.
La yema de huevo la voy a escalfar primero, solo para ver qué pasa.
Primero separamos al clara de la lleva y luego con uno de esos cacharritos de silicona tan de moda ahora, escalfamos el huevo en el microondas.
Esta es mi segunda yema de huevo, la primera estalló en el proceso (45 segundos son muchos segundos para escalfar algo tan pequeño)
Además, le voy añadir un pepinillo.

En cuanto empecé a batir eso ya me di cuenta de que no iba a obtener lo que quería.

Y, efectivamente, aquello no había quien lo montara. Desistí de la operación montaje y le añadí una rebanada de pan bimbo para darle un poco de consistencia.
Luego, cogí los champis con bacon y los puse en una bandeja para el horno.

Le eché (no sé cómo llamarlo) ese pasta por encima y lo gratiné unos minutos.

Con este resultado.

Anuncios

2 comentarios en “Cocina de trincheras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s