Alubias negras con salmón

IMG_0095Después de varios días sin PC y con la pereza propia de esta época, al fin tengo todo el software que necesito instalado y operativo. Prácticamente todo. Ahora podré volver a publicar periódicamente, aunque, no quiero dar envidia, pero me quedan dos semanas largas de vacaciones. Igual el ritmo es lento.

 

 

Ingredientes:IMG_0096

  • 200 gr de alubias negras
  • 3 o 4 hojas de laurel
  • 1 lomo de salmón
  • Caldo de pescado
  • Sofrito

 

 

Si os he de ser sincero, hace tantos días que la preparé que apenas recuerdo qué hice. Iré tirando de fotos para refrescar la memoria. El resto será licencia artística.

Un par de apuntes: Lo que se ve en el tupper es el sofrito que tenía congelado desde hacía unas semanas. Un día de esos tontos que no dan nada bueno por la tele y que tiene como consecuencia natural, que me ponga a hacer sofrito en cantidades industriales.

El segundo apunte es que el salmón iba a ser bacalao. Que creo que le pegaba más. El problema es que ese día me había preparado sushi y me sobró ese lomo de salmón que ya no podía volver a congelar.

Ahora sí, vamos con la receta. O con lo que recuerdo de ella.

Las alubias no estaban cocidas, así que las estuve hidratando toda la noche. Aproveché e hidraté el paquete entero. Y lo dividí en porciones de 200gr que congelé.

IMG_0097Ponemos una olla con agua y las hojas de laurel a hervir, y el sofrito, que me quedó muy líquido en su día, a reducir.

Cuando el agua esté hirviendo añadimos las alubias y bajamos el fuego. No recuerdo cuánto tiempo las tuve, pero no bajó de la hora y media. Les cuesta lo suyo.

Mientras las alubias se cuecen, cuando hayamos reducido el sofrito a nuestro gusto, añadimos el salmón troceado a tacos y removemos bien. Con tres o cuatro minutos el salmón estará hecho. Reservamos y nos armamos de paciencia hasta que estén las alubias.

IMG_0098Una vez tengamos las alubias bien cocidas, las colamos y las incorporamos al salmón con el sofrito, a fuego lento, removemos bien un minuto.

IMG_0099Y finalmente, al plato. Lo bueno de emplatar estas recetas es que no hace falta mucha imaginación.

IMG_0100Lo que me llamó de hacerlo así era probar una receta tipo potaje, que normalmente acompañas con tocino, morcilla y chorizo, y sustituirlo por pescado. Personalmente me quedo con el cerdo (alabado sea), pero la combinación es interesante.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s