Trucha a la sal con patatas

IMG_0149También a la sal, para ver qué pasaba. Tenía un par de truchas en el congelador y pocas ganas de complicarme la vida. Receta fácil de hacer donde las haya. Eso sí, un tanto engorroso el tema de la sal. Pero es asumible y bastante rápida de hacer.

 

 

 

Ingredientes:IMG_0142

  • 1 trucha
  • 1 patata
  • 1 limón
  • Hierbas aromáticas
  • Clavo
  • Sal gruesa

 

Cómo no, se me olvidó incluir la patata en la foto.

En realidad el limón, las hierbas y el clavo han sido unos extras añadidos. El pescado cocinado a la sal conserva todo su sabor y con un chorrito de aceite está de muerte. Pero bueno, era para darle un toque de variedad. El tema de limón y las hierbas lo vi por ahí en otras recetas y lo del clavo ha sido cosa mía porque me encanta el aroma que deja.

La preparación es bien sencilla: en una bandeja para el horno, ponemos una base de sal y distribuimos los ingredientes.

IMG_0143

Primero la patata, que lavé bien y no me molesté en pelar. En realidad, hasta es mejor; las propiedades nutritivas de la patata se encuentran en la piel y en las zonas cercanas. Y, aunque pudiera parecer que mis arcanos conocimientos acerca de las patatas fueron los que me llevaron a tomar la decisión de no pelarla, la verdad es que fue por pereza. Los conocimientos los acabo de buscar en Google. Eso sí, los he grabado a sangre y fuego en mi memoria y allí permanecerán hasta que se me olviden. Mañana o pasado.

Cortamos la patata en rodajas mas bien gruesas y ponemos unos gajos de limón ensartados por los clavos.

IMG_0144

Ponemos las truchas encima del limón y espolvoreamos con las hierbas aromáticas. Si os ha sobrado limón lo podéis exprimir por encima.

Cubrimos completamente de sal y al horno a 200ºC, previamente precalentado, unos 25 minutos. Dependerá del tamaño de las truchas.

IMG_0146Esta es la parte más engorrosa de la receta.

Si limpiáis bien las rodajas y la trucha y la servís con un chorrito de aceite y unas hojas de perejil para adornar, queda un plato muy cuqui. Y le dais trabajo al que se la tenga que comer. Hacerlo así es, en realidad, una declaración de intenciones. Yo te he hecho la comida bonita, haz tú algo.

Como lo de cuqui no me importaba demasiado y estoy muy solo, las pelé en el momento para no tener que hacerlo en el trabajo.

IMG_0148
Cucadas a mí

Ahí sigo, demostrando mi maestría al emplatar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s