Tagliatelle negro con salsa de marisco

IMG_0222Vamos con la última receta preparada del día de la caracolada en mi casa. Hice más cositas, pero cuando te lías a cocinar para tantos se te suele olvidar hacer fotos. Y de alguna salsa no tengo ni una. Qué le vamos a hacer. Los tagliatelle son caseros (cada día más contento con mi máquina de hacer pasta), pero no veréis muchas fotos porque probé un invento que me salió rana. Ojo, que estaban buenos, pero de aspecto se parecían más a mí un domingo de resaca recién levantado, que a unos tagliatelle. Cosas que pasan.

 

Ingredientes para la salsa:IMG_0202

  • Gambas
  • Gambones
  • 1 copa de vino blanco
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • Zumo de 1 limón
  • Fumet de pescado

La salsa de marisco (o salsa americana) no se hace exactamente como yo la he hecho, algo que es bastante habitual en mí. Pero en este caso no es debido a mi tendencia anarco-culinaria, si no más bien a que iba con prisas y tiré por lo práctico.

Vamos a empezar sofriendo las verduras. Os habréis percatado de que he puesto cebolla. No pasa nada, todo eso va a pasar por el turmix y con la cebolla triturada no tengo ningún problema.

Añadís también el vino y dejáis reducir.

IMG_0203

Aquí es dónde tiré por la vía rápida. La salsa de marisco se hace con las cabezas y los caparazones de las gambas.

IMG_0204

Yo no estaba para sutilezas y fue todo a mogollón. Os perdéis las gambas en sí, que se podrían haber usado para decorar el plato, pero la salsa gana en sabor.

Le dais un par de vueltas como buenamente podáis y añadís el fumet.

IMG_0205

Bajáis el fuego y unos 45 minutos.

Ahora os hablo de la pasta y del por qué no quiero poner ninguna foto.

A ver, la pasta, una vez cortada, se deja secar unos minutos y ya se puede hacer. No se ha de secar demasiado porque se vuelve quebradiza y es más delicada de manipular. Por eso, cada vez que viene gente a casa lo dejo para el último momento, aumentando considerablemente mi nivel de estrés.

El otro día, viendo un programa de Canal Cocina (no recuerdo cual, cocina un muchacho italiano con muchos tattoos y buena planta) explicaron que, nada más cortada se puede congelar. Y pensé: ya estoy salvado. También dijo que se saca del congelador y directa a la olla con el agua ya hirviendo, teniendo en cuenta que tardará entre 30” y 1′ más en hacerse. Dicho y hecho.

Preparé la pasta por la mañana y la fui metiendo en bolsas para congelar. El problema, por si lo hacéis vosotros, es que, al meter los tagliatelle en la bolsa, quedan hechos una bola. Y una bola congelada es lo que obtienes. La bola de tagliatelle congelada fue directa a la olla con agua hirviendo, pero no tuvo a bien separarse y lo que comimos fueron bolas de tagliatelle que hubo que separar a mano. La pasta estaba buena, pero no quedaba fotogénica.

Tengo que investigar el tema. Porque congelar la pasta me fue bastante bien, al margen del resultado. No sé, igual en lugar de bolsas, con papel transparente y la pasta estirada. Se aceptan sugerencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s