Sepionets d’Arenys con arroz negro

IMG_0422Sepias pequeñitas, vamos. Con un arroz negro hecho con la propia tinta de las sepias. Aunque sin llegar a serlo, el arroz ha quedado tipo risotto. El acento del maresme es inconfundible, así que, sin ningún género de dudas, son de Arenys.

 

 

Ingredientes:IMG_0400

  • Sepionets d’Arenys
  • 1 taza de arroz
  • 1/2 cebolla morada
  • 1/2 puerro
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 2 tazas de caldo
  • Ralladura de limón
  • Perejil

 

Limpiamos bien las sepias, intentando conservar, en la medida de lo posible, su tinta, que nos servirá para darle ese colorcillo al arroz. Aquí voy a ser sincero. Yo las limpié a lo bravo. Ni me acordé de la tinta. Ha salido negro por casualidad, pero oye, también vale.

Antes que nada, vamos a pasar por la olla los sepionets. Se harán bastante rápido, así que estad pendientes de ellos.

IMG_0403

Ya podéis ver como el aceite va cogiendo el color negro de la tinta. Los retiramos y los reservamos.

Ahora voy a hacer algo que, desde que tengo uso de razón, jamás pensé que haría. Voy a usar cebolla picada. Y lo voy a hacer a sabiendas de que no voy a triturar la salsa. No sé qué me está pasando. Los que me sigáis, ya conoceréis mi aversión por la textura de la cebolla pochada. Me pasa, en general, con cualquier tipo de vegetal, pero con la cebolla es superior a mis fuerzas. Así que la suelo sustituir por puerro o paso el resultado de la salsa por el turmix. Hasta hoy.

Lo que voy a hacer ahora, lo hago por esta particularidad mía. Vosotros lo podéis obviar. De entrada, me he pasado cinco minutos largos picando la cebolla como un poseso. Y luego, junto con el puerro también picado la he tenido pochando como una media hora a fuego lento. Al final la cebolla queda completamente deshecha.

IMG_0405
La cebolla y el puerro a medio pochar

Pasada esa media hora, añadimos el tomate concentrado.

IMG_0410

Aquí se aprecia mejor que no ha quedado ni rastro de los trocitos de cebolla. Una vez añadido el tomate, removéis un poco y añadís el arroz sin parar de remover. Hasta que os quede transparente.

Por último el caldo. Lo suyo hubiese sido ponerle un fumet de pescado, pero no me quedaba. Así que le puse un caldo de verduras que tenía rondando por el congelador.

Bajáis el fuego y lo dejáis hacer removiendo de vez en cuando.

Yo le añadí un taco de mantequilla cuando el caldo estaba prácticamente reducido.

Y, cuando queden un par de minutos para que el arroz esté hecho (entre 18 y 20 minutos, dependiendo del tipo de arroz. Yo usé arroz de grano redondo, pero un arroz bomba también le hubiese venido bien ) añadís el perejil picado muy fino y la ralladura de un limón.

IMG_0421

Por último, emplatáis recuperando los sepionets.

No me negaréis que últimamente me estoy currando los emplatados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s