Chuletón de Nebraska con salsa de ceps

IMG_0510Que es de Nebraska se sabe nada más verlo. Lo que igual no sabéis es que proviene de un bicho de raza bovina llamado Angus Negro. Originario de Escocia, cerca de  Aberdeenshire y Angus. A finales del siglo XIX se exportó a América y, en la actualidad, se cría en países como Argentina o EE.UU. Allí, concretamente, en Nebraska. Los ceps son de aquí.

 

 

Ingredientes:IMG_0480

  • 1 chuletón de Nebraska
  • 1 puñado de ceps deshidratados
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 puerro
  • 1/2 taza de brandy
  • Tomate concentrado
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 3 hojas de laurel
  • Eneldo
  • Nata para cocinar

Con un chorrito de aceite, ponemos una sartén a calentar. Una sartén de buen tamaño, para que el chuletón campe a sus anchas. A mí la carne me gusta tostadita por fuera y cruda por dentro. Esto va a gustos. Pero si queréis que os salga como me gusta a mí, la regla es: 1 minuto por centímetro y cara.

Me explico, a ojo de buen cubero, yo le he dado dos centímetros de grosor al chuletón. Aprox, no hay que sacar la escuadra y el cartabón. Así pues, 2 minutos pasado por la sartén por cada cara.

IMG_0488

Como nota científica, comentaros que ese color tostado que coge es debido a la reacción de Maillard, que, básicamente es una serie de reacciones químicas que se producen entre los azúcares y las proteínas de los alimentos al calentarse. La veréis también, por ejemplo, en la corteza del pan o en las tostadas quemadas del desayuno. Así que, la próxima vez que paséis carne a la plancha, pensad que no la estáis simplemente cocinando, le estáis provocando una reacción. La de Maillard. No hará que salga más buena, pero la sensación de estar haciendo algo auténticamente sesudo no os la quitará nadie.

Luego, con el horno precalentado a 180ºC, lo ponéis 3 o 4 minutos en la rejilla del horno, para que reciba calor de manera uniforme.

Mientras está en el horno, vamos preparando los ingredientes para la salsa.

IMG_0481
La misma foto de antes, pero con las cosas picadas

Los ceps los hemos dejado unos 20 minutos en remojo para que se hidraten. Sobre todo, no tiréis el agua, que la vamos a aprovechar.

Usaremos la misma sartén en la que hemos hecho el chuletón añadiéndole y poco de aceite y pondremos a pochar la cebolla, el puerro y los dientes de ajo. Añadiremos el brandy y, cuando se haya evaporado el alcohol, el tomate concentrado. Mezclamos bien y echamos la mitad, más o menos, del agua de los ceps. Y dejaremos haciendo hasta que reduzca.

IMG_0492

Luego los ceps y el resto del agua. Lo mismo, dejamos que reduzca a fuego lento.

Cuando apenas nos quede líquido, añadimos la crema de leche. La mitad de la botella que se ve en la primera foto.

Y dejáis otro rato deduciendo.

IMG_0505

Por último, la pasáis por el turmix.

Y ya podemos emplatar.

IMG_0507Ahora que veo la foto, veo que me ha quedado como una cara sonriente de alguien que no se depila las cejas y tiene abundante pelo facial.

Anuncios

3 comentarios en “Chuletón de Nebraska con salsa de ceps

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s