Crujiente de alcachofa con vinagreta de ajo y miel

IMG_0859Ahora que es época de alcachofas y están bien hermosas hay que aprovechar. Primero las confitas, luego las crujes. Lo de la vinagreta fue un intento de alioli que se quedó a medias, pero que tampoco estaba mal.

 

 

 

Ingredientes:IMG_0829

  • 1 alcachofa
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de miel
  • Aceite
  • Tomillo
  • Eneldo

 

 

 

Puse tres alcachofas en la foto porque mi idea era preparar en paralelo una crema de alcachofas, pero me dio mucha pereza y se quedó solo el crujiente y una alcachofa, que para una persona está más que bien.

En primer lugar, preparáis una olla a calentar con aceite abundante. Tened en cuenta que la alcachofa troceada ha de quedar sumerida en él. Porque, de entrada, las vamos a confitar.

Esperad a tener el aceite a la temperatura adecuada (entre 60 y 70ºC) para pelar la alcachofa, que se oxida muy rápido. Primero le dais algo de potencia para que coja temperatura. Y a partir de ahí, se trata de jugar con el mando para ir manteniendo. Yo lo tuve entre el 1 y 2 de la inducción todo el rato.

Cortáis y peláis el rabito y lo añadis a la olla. Vais pelando con cuidado la alcachofa, quitándole las hojas exteriores hasta quedaros con el corazón de la misma. La troceais y añadís los trozos a la olla.

IMG_0837Si tenéis un termómetro mejor. Si no, evitad siempre que el aceite empice a hervir.

Y las tenéis confitando entre 20 y 30 minutos. Id pinchando los trozos con un cuchillo. Cuando entre con facilidad, es que están listas. Las retiráis.

Ahora vamos con el crujiente. Le dais caña al fuego. Y cuando esté hirviendo, volvéis a añadir los trozos de alcachofa. Entre 45 segundos y 1 minuto con el fuego a tope.

La inducción dándolo todo
La inducción dándolo todo

Cuando veais que las alcachofas se empiezan a dorar, paráis y dejáis los trozos sobre papel de cocina, para que suelte el exceso de aceite.

IMG_0846No os voy a engañar. La vinagreta quería ser un alioli de miel que hubiese quedado de muerte. Pero fui incapaz de ligarlo. El problema de ser un ansias. Le empecé a echar la miel antes de tener el ajo y el aceite ligados. Y ya no hubo manera. Pero como aquí no se tira nada, lo aproveché para llamarlo vinagreta y echárselo a las alcachofas por encima.

En mi defensa, diré que hacía años que no intentaba montar un alioli a mano.

IMG_0854Como la alcachofa sola quedaba un poco viuda, hice una patatita al horno de guarnición.

Anuncios

Un comentario en “Crujiente de alcachofa con vinagreta de ajo y miel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s