Bacalao al ajillo

 

  • 4 o 5 tacos de bacalao
  • 4 o 5 gambones
  • 2 dientes de ajo
  • Ajos tiernos
  • Perejil

 

Vamos a lío.

Lo primero que vamos a hacer, es prepararnos un fumet de pescado improvisado.

En un cazo ponemos agua a hervir con las verduras que tengamos por la nevera y las que queramos darle una salida digna. En mi caso, fue medio puerro y un par de zanahorias. Pero podría haber sido apio o nabo, lo que pilléis.

Paralelamente, vamos a pasar los gambones por una sartén con aceite caliente.

Hasta que estén hechos. Los sacáis, los peláis y en un plato hondo machacáis las cabezas para sacarles el jugo. Luego, pieles y cabezas machacadas a la olla. Unos 20 minutos.

Mientras tanto, machacamos (hoy va de machacar) los dos dientes de ajo y el perejil con un poco de sal gorda en un mortero.

Y luego embadurnamos bien los tacos de bacalao con la mezcla.

Mientras se acaba el fumet, sofreimos los ajos tiernos en la sartén en la que hemos hecho los gambones.

Añadimos el bacalao y el fumet de pescado colado. Y lo dejamos a fuego bajo entre 15 y 20 minutos.

Cuando el bacalao esté hecho lo retiramos. Como la salsa habrá quedado muy líquida, la espesaremos con un poco de harina.

Ponéis media cucharada sopera de harina en un colador y con suaves golpecitos vais echándosela a la salsa a medida que vais removiendo. Hasta que tenga la textura que queráis.

Y a emplatar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *