Caldo casero (varias tonalidades)

IMG_0284Cuando hago caldo, lo hago a lo grande. Y no suelo hacerlo de un solo tipo. La suerte de tener un congelador es que puedes preparar las cosas en masa y congelarlas después. Y ya que te pones, ponte bien. Eso sí, entre pitos y flautas, échale unas ocho horitas con la olla al fuego. Es el precio que hay que pagar cuando eres un apasionado de la sopa.

 

Seguir leyendo “Caldo casero (varias tonalidades)”

Sopa marinera con coulis de tomate

Nunca me cansaré de comer sopa. El fuego, la rueda, el mando a distancia y la sopa. En este orden, lo mejorcito que ha salido de la humanidad. Y el mando y la sopa están ahí, ahí. La receta de sopa marinera existe. El problema es que empecé a buscar cuando ya había hecho la mía. Así que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Lo del coulis de tomate ha sido porque tenía ganas de hacerlo.